Empezar a practicar BJJ

Consejos para comenzar a entrenar Brazilian jiu-jitsu

El jiu-jitsu brasileño es una arte marcial en crecimiento. Cada vez más gente en el mundo comienza a practicar este deporte.

Los beneficios son incontables, desde mejorar la salud y la condición física hasta elevar la autoestima, sentirse más seguro o con una finalidad de defensa personal.

Hemos listado unos consejos para adentrarse en el mundo del BJJ. Si crees que la lista no está completa, ya que claramente es una lista muy subjetiva, deja un comentario agregando algún consejo.

También hay que tener presente que hay cada vez más gente que quiere aprender jiu-jitsu en casa, a través de cursos y tutoriales online. Incluso hay casos de personas que han conseguido certificaciones y graduaciones aprendiendo en su casa las técnicas básicas de jiu-jitsu.

Busca la escuela ideal

Esto puede parecer una tarea sencilla, pero no lo es. Si vives en un sitio donde no hay muchas opciones, te bastará entonces con encontrar simplemente un lugar donde entrenar BJJ y punto.

Si por el contrario, en tu pueblo o ciudad hay más de una escuela es muy importante que vayas a verlas todas, si es posible pruebes alguna clase y así poder elegir cual es la que más se adapta a ti. No es una cuestión de nivel. Los instructores por regla general suelen estar más que capacitados para la enseñanza, pero es necesario que tu te sientas a gusto, ya que vas a pasar muchas horas en el tatami.

Te tiene que agradar tanto el ambiente de la escuela como la forma de transmitir las técnicas del profesor. Hay personas que prefieren que todo sea enseñado al detalle, otras son más observadoras y enseguida entienden los movimientos.

Por lo tanto, si tienes la posibilidad de elegir, busca y encuentra la academia que creas que más va a contribuir en tu adentramiento en el BJJ.

Con el tiempo podrás cambiarte o quedarte según te encuentres allí.

¿Con o sin kimono?

Hay cada vez más academias que parten los horarios según la práctica con kimono o sin kimono, GI y No GI.

Aquí va un poco de gustos. Pero siempre es aconsejable comenzar con kimono para conocer más a fondo el BJJ. Y aunque eso va de gustos, aconsejamos esperar a tener una noción básica de las posiciones y guardias antes de comenzar a practicar jiu-jitsu sin kimono.

Deja el ego en casa

Cuando empiezas, y probablemente durante mucho tiempo, serás un muñeco de entrenamiento de los más graduados. Y no es que se aprovechen de ti ni mucho menos. La curva de aprendizaje del brazilian jiu-jitsu es probablemente la más lenta de todas las artes marciales. Necesitarás entender muchas cosas antes de poder sentir que estás atacando, o simplemente rodando de manera consciente.

Muchas veces estarás intentando, durante todo el combate, de escapar, de impedir que te estrangulen, de evitar una llave de brazos o de salirte de un agarre. No pasa nada, es así.

La tarea del principiante es aprender, y una de las cosas básicas que hay que desarrollar en el jiu-jitsu es la defensa. Luego, poco a poco y a medida que vayas interiorizando la defensa podrás tomar una actitud ofensiva. Ten paciencia, y sobre todo ten en cuenta de que todos, hasta los cinturones rojos, han pasado por esto. Nadie nació con el BJJ grabado en el ADN.

Bueno, nadie excepto los Gracie quizá.

Hay quienes dicen que el ego es un arma de doble filo en el aprendizaje. No solo del jiu-jitsu, sino de cualquier cosa que quieras aprender en la vida. Olvídate de quien eres y de lo que eres capaz en otros ámbitos. En el tatami eres una oruga y no una mariposa.

Respeto sobre todas las cosas

Dentro del tatami debes respetar todo lo que te rodea: al instructor, a los compañeros, al espacio.

No puedes llegar a un lugar como el tatami con una actitud agresiva, irreverente o soberbia. Sino más bien lo contrario. Debes tener en cuenta que todos están allí para ayudarte en tu evolución. Por más finalizaciones o estrangulaciones que te hagan, estás ahí para aprender y progresar. No te lo tomes a mal, llegará un día en que sabrás escapar o contrarrestar los ataques.

Por lo tanto, respeta y presta atención, practica, practica y practica.

Aprender jiu-jitsu en casa

Hay quienes creen que esto no es posible, pero como se ve en este mini-documental, este hombre aprendió sólo en casa, con ayuda de los vídeos e Internet:

No hay atajos

En el BJJ no hay atajos. Todo se hace en base a repetición, son los errores repetidos los que nos llevan a los aciertos. Es cuestión de interiorizar, y eso requiere mucho tiempo. En algunas personas puede que algunas cosas vayan más rápido, pero por lo general el único camino para conseguir una buena base de jiu-jitsu es insistir.

¿Te cuesta alguna guardia? Practícala mucho.

¿Hay alguien que siempre te finaliza en cuestión segundos? Estudia sus movimientos, qué hace, cómo lo hace. O dile que te explique, cuando acabe el entreno, cómo lo hace.

Observa atentamente. Mira combates en youtube. Estudia mediante la observación como llevan a cabo sus juegos los cinturones más avanzados.

Y sobre todo, diviértete.