El brazilian jiu-jitsu ayuda a controlar la agresividad

Comparte esto

No es ninguna novedad que las artes marciales ayudan a controlar nuestra agresividad. La agresividad puede ser necesaria en algunos momentos, pero el estilo de vida actual y la violencia imperante en nuestra sociedad, nos empujan a una sensación de ataque y defensa constante. Las artes marciales nos ayudan a respetar a los demás. Y en eso, el BJJ no es una excepción en absoluto.

El respeto hacia el oponente es indispensable en la práctica y la competición de jiu-jitsu. También a los demás compañeros de entrenamiento y al instructor.

Özdemir Kızılkan, un cinturón marrón de Atos de Turquía realizó recientemente un estudio sobre como el BJJ ayudaba a disminuir el estrés en las personas, mediante la comparación entre personas que el considera “sedentarias” (que no realizan ninguna actividad deportiva) y atletas de BJJ.

Entre las conclusiones, una de ellas y que nos interesa, es que las personas que practican jiu-jitsu brasileño aprenden a controlar la agresividad:

“Los atletas de jiu-jitsu brasileño tienen que controlar sus emociones y pensamientos durante los combates. Si no pueden controlar tales emociones, lo más probable que pierdan. Los movimientos agresivos como derribar a alguien, aplicar un alto nivel de presión sobre el oponente o ahogarlo deben conllevar un control de la ira. Si el atleta no logra controlar esa ira, las consecuencias pueden no ser beneficiosas para él. Por lo tanto, los atletas están más entrenados para controlar estos sentimientos en comparación con las personas sedentarias, y parecen saber como desenvolverse en ese tipo de situaciones también en la vida cotidiana.”

Comparte esto